This website cannot be viewed properly using this version of Internet Explorer.

To ensure your security while viewing this site, please use a modern browser such as Chrome or update to a newer version of Internet Explorer.

Download Chrome (Made by Google)
Update Internet Explorer (Made by Microsoft)

A A A
ADA ADA symbol

Bernalillo County Metropolitan Court

Tribunal Metropolitano del Condado de Bernalillo

English Español ADA non-descrimination policy ADA política de no discriminación

Most Popular Pages


Páginas más visitadas

El Tribunal Metropolitano del Condado de Bernalillo ha sido un líder a la hora de abordar las preocupaciones de la comunidad en cuanto a los conductores ebrios reincidentes desde el inicio en 1997 del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios (anteriormente Tribunal de Drogas/DWI).

El programa incorpora supervisión judicial por un juez del programa, supervisión por agentes de libertad probatoria, un calendario judicial designado, uso de incentivos para premiar y mejorar el desempeño, sanciones graduadas por incumplimiento, tratamiento integral para el abuso de sustancias y servicios secundarios para abordar los factores causantes asociados con el delito. El programa ha sido un componente clave en la labor de este tribunal para aumentar la seguridad de la comunidad, promover prácticas basadas en la evidencia para responsabilizar al delincuente y apoyar su rehabilitación.

El equipo del programa del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios está compuesto por un juez, cinco agentes de libertad probatoria, un trabajador principal, un administrador del programa y un director de la división de programas. La juez presidenta es la Honorable Christine Rodríguez. La Juez Rodríguez también está a cargo de un calendario regular de casos, además de donar su tiempo a este programa.

Desde 1997, el programa ha servido a más de 4,200 participantes, de los cuales más de 2,700 se graduaron con éxito. A la fecha de la evaluación de resultados más reciente, el Programa del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios ha mantenido un índice de graduaciones con éxito del 73% y un índice histórico de reincidencia del 5.5% en un periodo de tres años. Estas cifras son en comparación con el índice de reincidencia del 40–60% de los delincuentes que manejan ebrios que no participan en un programa del tribunal de drogas. Este programa es extremadamente rentable, con un costo promedio de aproximadamente $10.26 por día, en comparación con el costo diario de encarcelación en el Condado de Bernalillo de cerca de $80.00 por día.

Rama de Uso de Sustancias y Opciones de Tratamiento (STOP)

El Programa de Opciones de Tratamiento y Abuso de Sustancias (STOP, por sus siglas en inglés) funciona como una rama dentro del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios del Tribunal Metropolitano y sirve a los delincuentes que han sido acusados de un delito no violento, relacionado con el uso de sustancias en el Condado de Bernalillo, cuando ha sido reducido a delito menor por una declaración negociada.  El programa se enfoca principalmente en personas acusados de robo de autos. Esta es la primera rama especializada del Tribunal Metropolitano que sirve específicamente a la población acusada de delitos graves. La Honorable Jill M. Martínez preside la rama STOP. 

Rama de afecciones paralelas

Esta rama especializada del programa del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios está orientada hacia el tratamiento específico de los acusados que tienen problemas de salud mental y abuso de sustancias al mismo tiempo. A estos acusados se les ofrecen servicios especializados por parte del juez presidente, el agente de probatoria y el personal de tratamiento clínico, los cuales han recibido la capacitación especializada para el doble diagnóstico.

Rama para hispanohablantes

Esta rama especializada del programa del Tribunal de Rehabilitación para Conductores Ebrios proporciona servicios en español para aquellos acusados que hablan español principalmente. Durante las sesiones del tribunal de drogas se ofrecen los servicios de intérpretes y el programa cuenta con agentes de probatoria y personal de tratamiento hispanohablantes.